El Volcán de Fuego

Internacionales

Orígenes

El Volcán de Fuego recoge su nombre “Chi’gag” de la lengua indígena, específicamente del idioma cakchiquel que significa “Donde está el fuego”. Es uno de los volcanes más activos e impresionantes de Centroamérica.

Resultado de imagen para volcán de fuego

Forma un conjunto de 3 grandes volcanes de Agua y Acatenango, cercanos a su vase.

Comparte el mismo bloque que el volcán Acatenango y ambos eran llamados “los volcanes de Fuego”.

Historia

Su actividad es conocida desde hace siglos atrás, cuando el Conquistador Pedro de Alvarado pudo verlo en erupción en el año 1524. Lo describió en sus epístolas el mismo, maravillado.

Resultado de imagen para el Conquistador Pedro de Alvarado

 

Los indígenas de Alotenango contaban la leyenda que el volcán conservó el nombre de Imagen relacionada«volcán de Fuego» —que había recibido por sus constantes erupciones— porque cuando unos sacerdotes españoles intentaron bautizarlo con el nombre de «Catarina» éste se negó rotundamente a recibir las aguas bautismales, provocando una erupción tan violenta que la cruz con la que pretendían bautizarlo fue arrojada hasta el palacio del obispo en Santiago de los Caballeros de Guatemala. Los sacerdotes tuvieron entonces terror del volcán y nunca intentaron bautizarlo nuevamente.

El historiador Domingo Juarros en su obra Compendio de la historia de la Ciudad de Imagen relacionadaGuatemala en 1818 habló de las erupciones que había hecho el volcán de Fuego durante la colonia española, especificando que las que hizo en 1581, 1586, 1623, 1705, 1710, 1717, 1732 y 1737 causaron daños en los alrededores, mientras que la que hizo a fines del siglo XVIII no tuvo consecuencias desastrosas, aunque duró varios días y calentó el agua de una vertiente que baja del volcán Acatenango a tal punto que no se podía cruzar.

 

Tragedia del 3 de Junio del 2018

Resultado de imagen para indígenas de Alotenango

A pesar de que se advirtió de posibles incrementos en la actividad volcánica, el 3 de junio en la tarde, las erupciones pasaron de débiles a moderadas.

El nivel de altura sobre el nivel del mar alcanzó los 10.000 metros. La erupción causó más de 100, muertos, 200 desaparecidos, 600 heridas y cerca de 7 millones de habitantes afectados.

Hasta la fecha, han ocurrido más de 4 erupciones y los habitantes guatemaltecos siguen sufriendo ante la incapacidad del gobierno para manejar la situación.

El país se encuentra en estado de calamidad y la respuesta del gobierno ha sido ineficiente ante esta gran tragedia.

Fotografía cortesía

Más sobre Guatemala

Suspendida búsqueda de víctimas por mal tiempo

Exigen renuncia del presidente de Guatemala

 

Difundir o Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.